logo-clar-de-llum-blanco
b espanab catalunya

A continuación os enumeramos una lista de preguntas más frecuentes:
 

La terapia visual es un procedimiento novedoso en España y ejercida por muy pocos profesionales en nuestro país. No es así, en Estados Unidos donde esta terapia lleva en activo más de 5 décadas. Es una terapia ejercida por la gran mayoría de profesionales relacionados con el ámbito de la visión.

El oftalmólogo trata enfermedades oculares, así como la salud y la correcta visión de los ojos. Es un profesional que pertenece al ámbito de la medicina. El optometrista, en cambio, es un profesional “funcional” que se dedica al cuidado de la visión primaria, es decir, que el paciente tenga las suficientes competencias como para afrontar su trabajo visual de forma adecuada. Hay muchos tipos de optometristas a parte de los funcionales y no todos ellos usan la terapia visual, pueden ejercer en el ámbito de la visión infantil, vision y aprendizaje, lentes de contacto, etc.

Es una terapia que esta diseñada para ayudar a la persona a desarrollar de forma óptima la calidad de sus habilidades visuales que han resultado ser deficientes en el previo examen visual y esto afecta al rendimiento de su trabajo o estudios. Hay varios tipos de problemas, aunque el tratamiento suele durar entre tres y cuatro meses. Es una terapia parecida al trabajo fisioterapéutico con el cuerpo pero de forma específica para los ojos.

El rendimiento escolar se ve mejorado cuando el proceso de recepción de información visual es óptimo, aunque a veces necesitamos terapias complementarias para conseguir nuestro objetivo. No existe ningún tipo de profesional que abarque de la mejor forma todas las áreas del aprendizaje.

Previamente al comienzo de la terapia visual se realiza un examen visual completo para ver cuales son las causas del problema a tratar o, por otro lado, que después de realizar el examen el optometrista determina que sea conveniente realizar otro tipo de tratamiento en función del problema que usted tenga.

El trabajo diario con nuestros ojos necesita de un enfoque y alineación constante en el caso del trabajo de lectura próximo éste debe ser lo más preciso posible para poder leer de forma nítida. Los movimientos que realizamos con los dos ojos se denomina convergencia. Nuestros primeros pasos realizando la convergencia con nuestros ojos se realizan los próximos años después de nacer. Cuando tenemos un problema de convergencia y no podemos leer con claridad de cerca es cuando decimos que hay un problema de insuficiencia de Convergencia. Problemas y síntomas que ésto puede provocar:

• Fatiga/Cansancio ocular
• Dolores de cabeza
• Difícil lectura y concentración
• Ignorar realizar trabajos de cerca
• Mareos y mal estar

Con gafas y cirugía normalmente este problema no se soluciona. La terapia visual es requerida en este caso ya que mejora la coordinación de los ojos y reduce síntomas durante el trabajo.

Sí. Sabiendo los parámetros de visión del niño en referencia a su edad, con los instrumentos y pruebas apropiadas para desarrollar las pruebas. Previamente se debe realizar un examen visual al niño si tiene menos de 5 años para prevenir problemas como los ojos vagos o el estrabismo. Los exámenes visuales los realizamos en niños desde el primer año de vida.
La primera evaluación es recomendable que se haga antes de los dos años, a los tres – cuatro años y a los cinco – seis años antes de entrar a la escuela. Las pruebas de detección puede realizarlas un pediatra también, pero pueden ser ignorados errores refractivos leves u ojos vagos por falta de cooperación del propio niño.

El parche es usado para potenciar la visión tapando el ojo bueno y de esa forma ejercitar el malo para que mejore su visión y que el bueno no interfiera. Si le destapáramos y le hiciéramos trabajar ambos al mismo tiempo, aún teniendo ese problema, el ojo bueno (el dominante) volvería a ejercitarse en función de la no ejercitación del malo y el problema volvería a surgir . Por consecuencia el ojo malo empeoraría otra vez su rendimiento quedándose por detrás del bueno y volveríamos al punto de partida.
Clar de Llum trabaja en la primera etapa el ojo malo, pero cuando se llega a una mejora del 70% se destapa el bueno y ejercitamos ambos de manera que el ojo malo siga trabajando los detalles. Posteriormente, trabajamos con ambos para finalizar el tratamiento de forma que no aparezcan regresiones ni que disminuya la agudeza visual que habíamos alcanzado.