logo-clar-de-llum-blanco
b espanab catalunya

PROBLEMAS DE APRENDIZAJE

aprendizaje

Siempre que vuestro hijo tenga problemas en el colegio, antes de pensar que es "un vago" y que si no estudia es porque "no quiere", pensad que quizás es porque NO PUEDE.

Un niño cuando empieza la etapa escolar necesita haber integrado una serie de habilidades para poderse adaptar a las demandas exigidas en una situación académica.

No sólo debe tener una buena visión y un sistema visual eficaz, sino que además, debe ser capaz de reconocer lo que ve y de interpretarlo asociándolo a experiencias anteriores. Si el niño no tiene esta capacidad, surgirá lo que conocemos como “fracaso escolar” y lo que denominamos PROBLEMAS DE APRENDIZAJE, que no son más que un grupo de disfunciones que se manifiestan a través de una serie de dificultades en el lenguaje, la escritura, la lectura y las habilidades matemáticas.

Nuestro principal objetivo es ayudar a los pacientes a encontrarsolucionesa sus problemas visuales. Tenemos alternativas de tratamientos funcionales desde un enfoque multi-sensorial y evolutivo para lograr una mejora significativa en su rendimiento visual ya sea a nivel profesional o escolar.

El esfuerzo visual que se pide a los niños cuando no tienen un sistema visual bien desarrollado puede perjudicar su rendimiento en el colegio y a la vez derivar en un problema de actitud. Debemos conocer el sistema visual desde el punto de vista funcional para observar si hay dificultades en el proceso visual y así actuar antes de que el problema básico se complique (evaluación de las habilidades visuo-cognitivas-motoras)

Según nuestra experiencia, los maestros junto con los padres son el mejor instrumento de observación y comprobación para identificar los problemas de visión que pueden interferir en el proceso de aprendizaje de los niños.

-pobre lectura, se salta líneas al leer o relee la misma línea
-leen lentamente
-vocalizan durante la lectura
-utilizan el dedo al leer
-baja comprensión lectora
-dificultad en copia pizarra
-mala letra
-presentaciones pobres, llenas de faltas de ortografía
-confunden letras o palabras
-invierten letras
-confunden derecha e izquierda
-vocabulario pobre para su edad
-parece conocer el material pero obtiene bajos resultados académicos
-falta de atención y motivación
-inquietud e hiperactividad; por eso no aguantan sentados mucho tiempo y muestran poco interés por la lectura, escritura,…
-largo tiempo para acabar los deberes
-posturas incorrectas
-desordenados, desorganizados, etc...

-agudeza visual 20/20: capacidad para ver de cerca y de lejos con nitidez
Signos del problema: visión borrosa

-control de movimientos oculares: habilidad para mover los ojos de forma precisa, segura y rápida.
Signos del problema: incapacidad para tocar una pelota en movimiento, pérdida del punto al leer, mala comprensión lectora,…

-coordinación ocular o binocularidad: las imágenes que son percibidas por cada ojo deben unirse en el cerebro para formar una única imagen tridimensional
Signos del problema: estrabismo o desviación de un ojo, visión doble, no pueden ver las películas en 3D, fatiga, evitan tareas de cerca.

-capacidad de enfocar: habilidad para ver las imágenes nítidas tanto de lejos como de cerca
Signos del problema: dificultad para mantener la atención durante mucho tiempo, dificultad para copiar de la pizarra, fatiga,…

No podemos olvidarnos del desarrollo motor que realiza el niño durante su primer año de vida que es vital para el resto de su desarrollo neurológico. El movimiento es el encargado de la organización del sistema nervioso central tanto a nivel sensorial (visión, audición, tacto y sistema vestibular) como a nivel del sistema del equilibrio, desarrollo respiratorio, lenguaje, función manual y coordinación ojo-mano en la escritura.

Todo el mundo tiene que ver o visualizar lo que significan las palabras que leemos y escribimos. Algunas veces, las personas con problemas visuales relacionados con el aprendizaje pueden ver las palabras, pero no pueden ver lo que significan.

La lectura y la escritura son las dos tareas más comunes que realizamos durante cualquier trabajo de cerca, ya sea leyendo, trabajando con el ordenador o en una mesa de despacho, y siempre estamos realizando una trabajo visual.

PROCESO LECTOR
Cuando leemos necesitamos:

-que los dos ojos apunten en el mismo punto simultáneamente y de manera precisa para ver una sola imagen
-que los dos ojos enfoquen en el mismo plano para ver las letras nítidas
-que se mantengan estas dos habilidades durante un tiempo prolongado
-que los dos ojos se muevan continuamente de manera suave y coordinada a lo largo de la línea
Al acabar de leer la primera línea tenemos que volver a repetir este proceso hasta acabar el texto.

COMPRENSIÓN LECTORA
Para poder comprender lo que estamos leyendo, recogemos la información visual para decodificarla y pasar la palabra escrita a una imagen mental. La memoria y la visualización se están usando constantemente para relacionar la información de lo que ya sabemos y así ayudar a dar sentido a lo que estamos leyendo.

PROCESO DE LA ESCRITURA
La escritura es muy similar a la lectura pero casi funciona de manera inversa. Se comienza con una imagen en nuestra mente y la decodificamos para convertirla en una palabra. Al mismo tiempo tenemos que controlar el movimiento del lápiz mientras se mantiene el sentido de lo que se está escribiendo. Durante todo este proceso los ojos deben enfocar y moverse a lo largo de la línea al igual que durante el proceso de la lectura.

Es importante comentar que existen unos procedimientos muy complicados que tienen lugar durante la lectura y escritura. Si aparece algún problema en alguna de las áreas que intervienen en los procesos comentados anteriormente, la persona presentará dificultades en la lectura o escritura.

Nuestro tratamiento consiste en enseñar a los ojos y al cerebro a funcionar de manera adecuada para conseguir una buena comprensión y una lectura eficaz para evitar fracasos escolares. Trabajamos con otros profesionales de la educación y aprendizaje ya que entendemos que es una labor global del cerebro la que tiene que leer, escuchar al profesor, contestar verbalmente, ser capaz de mantener la atención en clase, poder pasar del cuaderno a la pizarra y viceversa; y todo esto lo tiene que hacer al mismo tiempo y de manera eficaz.

Las sesiones son de 45 minutos en las que entrenamos de forma individual aquellas áreas en las que hemos observado, previa valoración optométrica, que el niño no está en su potencial.

Nuestro trabajo es intentar que todas estas áreas funcionen correctamente para que el niño las pueda poner en marcha y seguir la clase sin problemas.