logo-clar-de-llum-blanco
b espanab catalunya

TERAPIAS COMPLEMENTARIAS:

ergonomia

 

Método de reeducación auditiva

Método Berard, conocido también como Auditory Integration Training (AIT): método de estimulación sensorial de la ruta auditiva del cerebro.
Visita concertada.

Las metas del programa son:
-reducir la hipersensibilidad
-aumentar la audición en el caso de los hiposensibles
-ayudar al cerebro a crear filtros de forma que puedan centrar la atención

La información auditiva que nos llega, puede ser de dos tipos: Sonidos con significado y símbolos abstractos (palabras). Si ambos estímulos se perciben y se procesan de forma adecuada entenderemos el mundo que nos rodea desde el punto de vista auditivo.

La desorganización en la entrada auditiva puede afectar a:
-la localización de la fuente del sonido
-control de volumen
-filtrado adecuado del sonido relevante
-distorsiones auditivas de algunas frecuencias
-lateralización auditiva
-discriminación fonológica

Si la calidad auditiva es mala, no es fácil entender ni seguir las explicaciones orales, como consecuencia se deteriora la conducta de atención del escolar o del adulto. Una persona con una agudeza auditiva excelente puede tener una pésima calidad auditiva. No basta oír bien si no se percibe y se comprende sin esfuerzo lo que se oye y es por ello que la reeducación auditiva es necesaria.

Resultados:
-mejora del lenguaje
-mejora de atención
-disminución de la hiperactividad
-mayor velocidad lectora
-aumento en la velocidad de respuesta
-disminución de las molestias sonoras
-estabilidad emocional

Tenemos varias maneras de sospechar que un niño puede tener problemas en la percepción y necesita una reeducación auditiva:
-anomalías en el lenguaje oral: le cuesta expresarse verbalmente
-problemas al pronunciar un sonido, una palabra o un determinado fonema
-necesita que le repitan las cosas varias veces
-problemas de concentración y atención en clase
-le molestan los chillidos alrededor suyo y suele ponerse nervioso
-en clase se despista con facilidad
-suele poner la música alta
-le cuesta aprender otros idiomas
-no puede estudiar con la televisión o música alrededor

Si sospechamos de algún problema auditivo, debe acudir al especialista para realizar el examen completo de reeducación auditiva.
Se recomienda realizar un examen inicial entre los 6 – 8 años para prevenir los posibles problemas auditivos.

El programa de estimulación y reeducación auditiva utiliza una variedad de once frecuencias en música seleccionada con criterios técnicos y filtrada al momento y de acuerdo a la necesidad del paciente de tal modo que el cerebro escuche sonidos graves y agudos, fuertes y suaves con una alternancia continua para sorprenderle sin pausa y evitar su habituación. Es una especie de gimnasia auditiva “ear-aerobics” que posee la virtud de dinamizar la escucha atenta y uniformar los umbrales de percepción, convirtiendo la defectuosa vía auditiva en una rápida y nítida autopista de información. Esta música modulada y filtrada se escucha con audífonos para aislar ruidos externos. A través de este programa se logra estimular de tal forma que reorganiza las disfunciones del centro sensorial para que el cerebro no esté más sobrecargado con información desorganizada.

Antes de aplicar el programa, se intenta partir de los datos de una evaluación auditiva lo más minuciosa posible.
Se trata de saber cómo es la calidad de la audición:agudeza y uniformidad en los umbrales de percepción, distorsiones, discriminación, lateralidad, tiempo de respuesta, nitidez en la percepción y seguridad en las respuestas.

El programa consta de 20 sesiones de audición musical que duran 30 minutos cada una, dejando un intervalo mínimo de 3 horas entre cada sesión. Se reciben 2 sesiones diarias durante 2 semanas consecutivas.
Se harán comprobaciones audiométricas al concluir la primera mitad del tratamiento y al finalizar.

Cuando el bebé nace, todas sus respuestas son reflejas, debido a que su cerebro aún no está formado del todo. Durante el primer año de vida se producen muchas conexiones gracias a las experiencias que va teniendo con el ambiente que le rodea. El cerebro tiene una plasticidad extraordinaria y sólo se desarrolla mediante su uso, es decir, no podemos privar a los bebés de experimentar pues de esta manera estaremos colaborando en la creación de nuevas conexiones neurológicas. El cerebro siempre está aprendiendo.

Si el niño no pasa por todas las etapas del desarrollo motor que le corresponde, alguno de estos reflejos puede que no se integren, dando problemas posteriormente, por ejemplo a nivel postural.

Todos los reflejos se deben integrar durante el primer año de vida. Si esto no ocurre, estas respuestas reflejas (por ej. Cuando alguien te toca por detrás y pegas entonces un salto y hasta llegas a gritar, o cuando te lanzan una pelota y lo único que te sale es protegerte del golpe.) no se convertirán en respuestas voluntarias y controladas, y entonces el niño tendrá un problema en su día a día.

Estos problemas se manifiestan sobretodo en la etapa escolar aunque hay muchos adultos que tienen estos reflejos sin integrar y no lo saben.
Saltarse alguna etapa evolutiva como por ejemplo el arrastre, el gateo,…es de vital importancia. No debemos creer que nuestro hijo/a es mejor o más listo por caminar antes. Debemos pensar que estos niños podrían tener un problema en un futuro.
De hecho, en mi experiencia no todos los niños que no han gateado van a tener problemas de aprendizaje pero los que tenemos en terapia con problemas de aprendizaje no ha gateado ninguno.

El gateo es una fase fundamental para desarrollar la habilidad de enfoque, la conciencia corporal, la integración de la parte derecha e izquierda de nuestro cuerpo.

Cuando una persona ya sea niño o adulto tiene problemas de enfoque pero además tiene unos reflejos determinados sin integrar, trabajando desde la base del problema y a través de esta terapia de movimientos rítmicos conseguimos crear conexiones neurológicas (que no se crearon en su momento) que nos van a ayudar a integrar dicho reflejo activo y así mejorar automáticamente el enfoque.


-torpeza
-mala posición corporal
-mala coordinación ojo-mano
-mal agarre del lápiz (demasiada fuerza o hipersensibilidad en las manos)
-mal equilibrio
-problemas de lectura
-falta de concentración y atención
-inmadurez emocional
-no le gustan las sorpresas
-mueve la boca al escribir
-sentado en una silla no para de moverse
-mala escritura y dibujo, desordenado y sucio
-mal integrados los dos lados del cuerpo (problemas con la derecha y la izquierda)
-van encorvados
-van de puntillas
-no le gustan las sorpresas, les gusta controlarlo todo


reflejo-moro

Es el "reflejo del susto", cualquier estímulo que no se espere (visual, auditivo, táctil,...) suele crear una respuesta exagerada de sorpresa, por eso no le gustan. Suelen ser muy tímidos y no le gustan los cambios ni las cosas nuevas. Por ello, está en constante alerta atento a todo lo que le rodea pero no a nada concreto. Todo esto le crea mucha ansiedad y su cuerpo estará tenso, lo que le conlleva mucho gasto de energía. Son muy negativos.
Es de los primeros reflejos que tienen que integrarse (3 -4 meses de vida) y si no ocurre, afecta al aprendizaje del niño, a su autoestima, y a su coordinación y equilibrio. tímidos y no le gustan los cambios ni las cosas nuevas.

reflejo-tonico

La integración de este reflejo permite, por un lado, la segmentación de la cabeza y el cuerpo, permitiendo el equilibrio; y por otro lado, la segmentación de la parte derecha e izquierda del cuerpo, permitiendo el desarrollo de la lateralidad y direccionalidad (contralateralidad). Por este motivo, este reflejo está muy relacionado con la Dislexia.

Si no se integra es incapaz de que la "mano derecha no sepa lo que hace la mano izquierda", no puede cruzar la línea media del cuerpo (algo muy importante en la lectura y la escritura cuando seguimos con los ojos la línea de un párrafo), y el enfoque y la binocularidad no se desarrollan correctamente.

reflejo-tonico-simetrico

Este reflejo es posterior al anterior.
La integración de éste permite la segmentación de la parte superior e inferior del cuerpo, y de la cabeza con el cuerpo. Es el que permite al niño gatear, si no lo integra no gateará o no lo hará de la forma correcta.

Si no se integra, además hace que el niño no desarrolle fuerza en sus brazos, tenga una postura corporal pobre, puede tener problemas en la cadera y no desarrollará correctamente las habilidades visuales.

reflejo-tonico-laberintico

Este reflejo está muy relacionado con el equilibrio y con el tono muscular. Por tanto, su no integración afectará a aquellas etapas del desarrollo que requieren equilibrio y coordinación (gateo, andar, correr,...)

A nivel visual afectaría a muchas de las habilidades visuo-espaciales.

reflejo-espinal

Es el reflejo del "culo inquieto" cuando no está integrado. En el nacimiento permite que el bebé salga por el canal del parto, y cuando madura permite que el cuerpo no se mueva como un bloque, sino que una parte del cuerpo pueda hacer un movimiento independiente de la otra parte (homolateralidad).

La existencia de este reflejo le hace tener demasiada sensibilidad en la zona lumbar y simplemente un cinturón o ropa ajustada, le hace estar incómodo y no parar de moverse en la silla. Por esta incomodidad, son incapaces de realizar una actividad que precise una coordinación fina, no pueden mantener la atención ni la concentración, y tienen mala memoria.
Además, también está relacionado en aquellos niños que fuera de la edad normal, siguen orinándose encima.

reflejo-palmar

Cuando un niño nace, siempre nos hace mucha ilusión cuando nos coge con su manita nuestro dedo... siento deciros que no lo hace voluntariamente; es simplemente un reflejo que al tocar su palma de la mano, sus deditos se cierran y te agarran de forma inconsciente; por ello y por el mismo motivo, no te suelta tampoco de forma voluntaria.

Este reflejo no integrado hace que no agarre bien el lápiz, que haga mucha fuerza cuando escribe, que tenga mala escritura, sucia y desordenada, y que no le guste escribir, pintar o dibujar.
Está muy relacionado con el Reflejo de Succión: cuando el niño agarra el dedo de la madre estimula la succión. Así, si ambos reflejos no están integrados, el niño moverá la boca o sacará la lengua al escribir o hacer tareas de coordinación motora fina, o incluso, se le caerá la baba.

 

La Terapia de movimientos rítmicos se basa en una terapia en la que se estimula al bebé o niño/a a hacer una serie de ejercicios que provocan una estimulación a nivel de tronco-encéfalo. Esto permite que genere un desarrollo neurológico, de estímulo y funcionamiento motor adecuado. Está probado que esta terapia es altamente exitosa con niños con discapacidades neurológicas graves.

La terapia de movimientos rítmicos consiste en suaves ejercicios activos y pasivos que hacen estimular la musculatura del bebé o niño/a y relajar sus tensiones. Como consecuencia del fortalecimiento muscular posibilita el levantamiento de su cabeza y el propio tronco de forma correcta. Además las conexiones neuronales del bebé se fortalecen y se conectan entre sí.
La aparición de reflejos en el bebé es resultado de la correcta aplicación de la terapia de movimientos rítmicos más concretamente los llamados ejercicios isométricos. La prevención y la ayuda al desarrollo del bebé son necesarias para su correcto crecimiento.

Información adicional terapia movimientos rítmicos: http://www.reflejosprimitivos.es


La Fototerapia Sintónica probablemente es la terapia de luz más avanzada de la ciencia clínica. Desde 1920 se ha estado usando de manera efectiva por los optometristas americanos para tratar pacientes con funciones visuales ineficaces.

Una función visual ineficaz (problemas de enfoque, convergencia o malos movimientos de los ojos) puede afectar todos los aspectos de la vida cotidiana incluyendo el rendimiento académico, los deportes y la eficacia en el trabajo ya que el 80% del aprendizaje se realiza a través de los ojos.

El diagnóstico de los pacientes se realiza basándose en sus síntomas, en la evaluación visual, el rendimiento viso-motor y la sensibilidad de la visión periférica. Puede que tengan también visión borrosa, ojo vago, estrabismo, visión doble, o problemas de aprendizaje. En determinados casos, estos pacientes se pueden tratar a través de sus ojos con luz visible en forma de colores.

No todas las estructuras de la retina del ojo (sensibilidad a la luz), proporcionan visión. Algunas conectan la retina directamente con centros cerebrales no-visuales como el hipotálamo y la glándula pineal. Estos centros influyen en el equilibrio eléctrico, químico y hormonal que afectan las funciones del cuerpo incluyendo la visión. Los cambios con la fototerapia sintónica son bioquímicos, es decir provoca efectos químicos que estabilizan el Sistema Nervioso Autónomo.

Se ha comprobado que un gran número de niños con problemas de aprendizaje tienen reducida la sensibilidad de su visión periférica. Durante y después de Syntonics mostraron mejora en la visión periférica y en las habilidades visuales. Los sujetos de control que no realizaron la terapia, no mejoraron la visión periférica, ni sus síntomas ni el rendimiento.

La fototerapia sintónica se puede usar como tratamiento principal o como complemento de otras terapias para ayudar a mejorar estrabismos, ambliopías, problemas de acomodación o convergencia, astenopia, ametropías, déficit de atención, problemas de aprendizaje relacionados con la visión, problemas de comportamiento, constricciones en campos visuales asociados con stress visual, lesiones cerebrales, disfunciones oculares degenerativas y traumas emocionales.

Síntomas Visuales:
-visión borrosa o fluctuante
-fatiga visual
-visión periférica reducida
-deslumbramiento o sensibilidad a la luz
-problemas con la visión nocturna

Problemas relacionados con la visión:
-dolores de cabeza
-mala concentración o problemas de atención
-problemas de lectura
-bajo rendimiento académico
-problemas con la conducción o con la percepción de profundidad
-dificultades con el rendimiento en el trabajo o con las tareas de cerca prolongadas.

Traumatismos o estrés:
-trauma físico
-mental
-emocional

Como mostramos en esta lista, existen numerosos síntomas donde Syntonics puede ser un tratamiento de ayuda para completar y potenciar el procesamiento de información visual.

El programa completo consta de 20 – 25 sesiones de 10 minutos de duración 5 o 6 días por semana.
En la 1ª evaluación se realiza la medición de los campos visuales que junto al examen optométrico nos aporta el diagnóstico necesario para recomendar Syntonics.

El tratamiento más común es el que se realiza en la consulta, aunque también se puede realizar en casa.
Después de la sesión diaria de fototerapia sintónica se aconseja que durante media hora no usen el ordenador o juegos de tablet que provoquen tensión o fatiga ocular.

Syntonics se suele realizar de manera única o como complemento de la Terapia Visual o la Re-educación Auditiva.
En general, durante Syntonics se pueden realizar ejercicios visuales que no requieran mucha atención visual.